Saltar al contenido principal

Usar diferentes ediciones de Qlik Sense

Qlik Sense está disponible como una solución administrada por el cliente o como solución SaaS. Se puede implementar en Microsoft Windows, Kubernetes o SaaS cloud infrastructure. Existen ligeras diferencias de características entre estas plataformas.

Los SaaS editions of Qlik Sense son Qlik Sense Business y Qlik Sense Enterprise SaaS.

Las versiones de Qlik Sense administradas por el cliente de están disponibles en Kubernetes y Microsoft Windows. Qlik Sense Enterprise on Kubernetes usa el centro de control de la nube. Qlik Sense Enterprise on Windows se puede implementar en las propias instalaciones o en la nube.

Organizar apps en el centro de control en la nube

Las apps del centro de control en la nube se pueden etiquetar de manera que se muestren a la vez las apps que están relacionadas. Las apps se pueden etiquetar y se pueden crear colecciones basadas en las etiquetas. Si otro usuario puede ver una app, podrá ver también todas las etiquetas que hay en ella. Sin embargo, para añadir etiquetas a una app, debe tener permiso de edición en la app.

Desarrollar apps de forma colaborativa en espacios compartidos

Windows

Las apps se desarrollan de forma conjunta en un stream. Los usuarios que tienen permisos de edición en un stream pueden añadir hojas, historias y marcadores privados a la app publicada. Estos elementos se pueden publicar para que otros usuarios puedan utilizarlos en la app. Los propietarios de la app pueden aprobar estos elementos de la comunidad para que se incluyan en los elementos corporativos de la app. Los elementos corporativos se incluyen cuando otros usuarios copian o descargan la app.

SaaS editions of Qlik Sense y Kubernetes

Las apps se desarrollan de forma conjunta en un espacio. Los usuarios con permisos de edición en un espacio compartido pueden añadir hojas, historias y marcadores privados a una app del espacio. Los usuarios que tienen permisos de edición pueden hacer públicos sus hojas, historias y marcadores. En lugar de incluirlos en una sección de la comunidad para aprobarlos, estos elementos se añaden directamente a los elementos públicos de la app y se incluyen cuando la app se copia o se exporta. Los usuarios que tengan permiso de edición en un espacio podrán asumir la propiedad de un elemento público para seguir trabajando en él al convertirlo en privado.

Cargar apps en el centro de control

Windows

Si desea programar recargas para sus apps, usted o su administrador deben crear una tarea de recarga en Qlik Management Console. También puede cargar apps directamente en el centro de control.

SaaS editions of Qlik Sense y Kubernetes

Los propietarios de apps pueden cargar y programar recargas para sus apps directamente desde el centro de control en la nube.

Controlar el acceso a las apps con espacios

Windows

Puede controlar el acceso a las apps publicadas publicándolas en streams. Los streams se crean en QMC y el acceso a estos streams se establece en QMC. Las apps publicadas tienen restricciones en cuanto a cómo se les puede añadir contenido después de publicarlas. Para realizar actualizaciones en la app, puede duplicar la app, aplicar los cambios y, a continuación, volver a publicarla. Las hojas se pueden añadir a las hojas corporativas de una app publicada al aprobarlas.

Las apps que no están publicadas en Trabajo solo las puede ver el creador de la app y se publican en los streams cuando se completan.

SaaS editions of Qlik Sense y Kubernetes

No existe el concepto de apps publicadas o no publicadas. Los usuarios pueden compartir sus propias apps desde su espacio personal con usuarios concretos o con todo el centro de control en la nube. Las apps compartidas se pueden modificar de forma continuada y también las puede modificar su propietario.

Los usuarios que tienen una licencia Professional también pueden crear espacios compartidos. A diferencia de los streams, los usuarios pueden crear espacios compartidos directamente en el centro de control en la nube. Los espacios compartidos proporcionan control de acceso a las apps. A los usuarios de un espacio compartido se les asigna un rol de propietario, administrador, editor u observador, lo que limita las acciones que pueden llevar a cabo en el espacio y en las apps del espacio.